Varios consejos para usar muy poco o nada el aire acondicionado

by

Todos sabemos que el aire acondicionado es lo que más disfrutamos en el verano, siendo casi una necesidad en esas olas de calor que sufrimos en meses como Julio y Agosto, pero también el uso continuado hace subir la factura de la electricidad de una manera espectacular.

¿Es posible vivir sin aire acondicionado?

Efectivamente sí que se puede, es más, hasta hace unos pocos años muy poca gente tenía aire acondicionado en casa y sobrevivían perfectamente, solo debemos utilizar los recursos naturales que tenemos a nuestro alcance y ser creativo cuando la temperatura sube.

 Aquí te presento algunas formas excelentes de mantener una temperatura más suave y así ahorrar mucho dinero en la factura de la luz cuando llega el verano.

  • Ventanas abiertas: Suena simple, pero la idea de canalizar el aire fresco a través de su hogar requiere un poco más de reflexión que simplemente abrir una ventana o dos. Empiece por prestar atención a la dirección en la que sopla el viento y abra una ventana que reciba un golpe directo de ese aire fresco. Luego abra otra ventana en el lado opuesto de la habitación para crear ese efecto de corrientes de aire.
  •  Utiliza ventiladores: Para que entre más aire en la casa, use un ventilador cerca de la ventana, también un ventilador oscilante cerca funcionará. Los ventiladores de techo son geniales si puedes instalarlos, asegúrate de que estén girando en sentido contrario a las agujas del reloj durante el verano para obtener el mayor beneficio.
  •  Cierra las cortinas: Cuando el sol aparezca en el horizonte, cierra las cortinas para evitar que el calor se adentre directamente en tu casa y haga aumentar la temperatura. Sigue al sol a lo largo del día y cierra las cortinas de las ventanas que reciben un impacto directo, y abre las demás para proporcionar más luz indirecta con menos calor, y en la actualidad tienes cortinas aislantes de frío y calor realmente increíbles.
  • No utilices artículos que emitan calor: El verano es el momento perfecto para usar la olla de cocción lenta en lugar del horno, o batidoras y picadoras de frutas antes que una olla cociendo pasta. Estos artículos no solo ayudan a prevenir la acumulación de calor, sino que también te hace cambiar un poco tu rutina y a ser más creativo en la cocina, sobre todo si eres un fanático de la cocina.

Con estos consejos estamos seguros que acabarás ahorrando mucho dinero, otras opciones es instalar toldos en las ventanas que reciben la mayor cantidad de sol, unas buenas ventajas aislantes y algunas plantas también ayudan a mantener la casa más fresca.

¿Y sobre nuestro cuerpo, se puede hacer algo para no pasar tanto calor?

Enfriar la casa es genial, pero enfriar el cuerpo puede hacer que se sienta aún más cómodo con altas temperatura, así que vamos a ver lo que podemos hacer con nuestro cuerpo para no morirnos de calor

  • Enfría primero tu interior: Mucha agua y hielo a mano en todo momento, y sobre comida, hay ciertos alimentos que calman increíblemente bien, como un gazpacho o salmorejo, frutas como naranjas, fresas, sandía, etc., todo salido de la nevera siempre viene fenomenal.
  •  Mantente fresco por la noche: A la mayoría de la gente le gusta dormir en una habitación fresquita, pero muchas veces es imposible. Sin embargo, hay algunos trucos que puedes probar, como refrescar las sábanas y fundas de almohada en el refrigerador durante una hora más o menos antes de acostarse, ayudarán a enfriar el colchón y podrá conciliar el sueño mucho antes.
  •  Varias duchas en el mismo día: Tenemos la costumbre de ducharnos con champú y gel una vez al día, pero no esta prohibido hacerlo más veces al día, pégate una ducha fresquita cada ciertas horas, e incluso tienes geles súper frescos en cualquier súper mercado que no son nada caros, se sentirá mucho mejor y dejará de sentir ese calor agobiante.

Estas ideas pueden ser de gran ayuda, pero es posible que prefieras muchas veces utilizar el aire acondicionado, para ello, asegúrate de que sea bastante eficiente desde el punto de vista energético y esté siempre actualizado en cuanto a mantenimiento.

 Si se levanta un poquito de aire, apague el aire y abra las ventanas, las corrientes de aire fresquitas son un gran placer, sentirá una brisa mucho más natural y relajante que el del aire acondicionado.

Deja un comentario