¿Qué es la contabilidad financiera? Definición y conceptos

by

El beneficio de una empresa, un concepto que se dice a menudo, es el único objetivo de los negocios, por lo tanto, para quienes gestionan una empresa, la información sobre el desarrollo financiero de la empresa es un requisito de suma importancia.

Esta información no está disponible a primera vista y solo se puede obtener registrando, clasificando y resumiendo sistemáticamente todas las transacciones económicas y comerciales de la empresa.

El área de la contabilidad que realiza estas tareas bajo procedimientos estandarizados internacionalmente se llama contabilidad financiera.

Sin embargo, la contabilidad financiera no se limita a registrar, clasificar y resumir información sobre la actividad empresarial, también se ocupa de reportar esta información a las partes interesadas que pueden estar dentro de la organización, como gerentes o directores de departamentos, o fuera de la organización, como inversores y acreedores.

Una definición resumida de contabilidad financiera, es una rama especializada de la contabilidad que registra y reporta información sobre la situación financiera y el desarrollo de una empresa, principalmente para uso de las partes interesadas de la entidad.

¿Cómo se realiza la contabilidad financiera en una empresa?

La contabilidad financiera genera principalmente tres estados financieros para proporcionar la información requerida, que son el balance general, la cuenta de resultados y el flujo de efectivo.

Estos documentos brindan a las partes interesadas una idea clara sobre la actividad empresarial del negocio durante un período determinado y su situación financiera en un momento específico.

De acuerdo con las Normas Internacionales de Información Financiera, la contabilidad financiera proporciona información sobre una organización empresarial que es útil para los inversores, gestores o acreedores existentes, que tienen el poder de tomar decisiones sobre el desarrollo de la organización.

Objetivos de la contabilidad financiera

Los objetivos de la contabilidad financiera se pueden clasificar en cuatro categorías principales, veamos cuáles son:

  • Registrar las transacciones financieras a medida que se producen, de modo que los datos se puedan analizar para preparar estados financieros futuros.
  • Calcular las ganancias o pérdidas, para permitir que la administración adopte estrategias y planes para mejorar la gestión y producción de la empresa.
  • Determinar la solidez financiera de la empresa determinando sus activos y pasivos.
  • Comunicar la información a las partes interesadas a través de declaraciones e informes, para que puedan tomar las decisiones más convenientes sobre sus inversiones en la sociedad.

Estados financieros, los documentos económicos más importantes de una sociedad

Para alcanzar estos objetivos, los contables preparan principalmente tres tipos de informes, el balance general, que refleja los activos y pasivos de la sociedad en un momento determinado, la cuenta de resultados, que muestra las pérdidas y ganancias, y el flujo de efectivo, que nos muestra la entrada y salida de efectivo.

Los usuarios externos de los estados financieros observan el balance general para averiguar qué tan sólido es el negocio, financieramente revisando activos frente a pasivos y en la cuenta de resultados para averiguar cómo está funcionando el negocio, si posee beneficios, pérdidas y a qué nivel.

Los inversores o acreedores, estarían contentos de ver un balance positivo para saber que sus inversiones son fuertes y seguras y una cuenta de resultados con beneficios para recibir dinero en forma de dividendos o intereses.

Casi todas las partes interesadas quieren ver el flujo de efectivo para conocer la disponibilidad de efectivo con la empresa y si podrá compensar sus pasivos.

Desglose de un estado financiero

  • Balance: El balance general de una empresa muestra sus activos, pasivos y capital el último día del período de presentación de las cuentas anuales. Los activos incluyen efectivo, acciones, edificios y maquinaria, mientras que los pasivos incluyen préstamos, intereses y salarios. El capital es la diferencia entre los activos y los pasivos.
  • Cuenta de resultados: Se realizan trimestralmente o anualmente, dependiendo del tamaño de la empresa, e informa la rentabilidad de la empresa en un período determinado. Presenta los ingresos por ventas y servicios, gastos operativos, como salarios y alquileres, y gastos no operativos, como intereses de préstamos, todo ello se les llama pérdidas y ganancias PYG.
  • Estado de flujo de efectivo: Muestra la entrada y salida del efectivo y su uso para actividades de operación, financiamiento e inversión.

Conceptos de contabilidad financiera

En el núcleo de la contabilidad financiera se encuentra el método de contabilidad de doble partida, mediante el cual cada transacción financiera se ingresa en al menos dos cuentas, llamadas Debe y Haber.

Debe simplemente significa ingresar una transacción en el lado izquierdo de una cuenta, y Haber significa ingresar una transacción en el lado derecho, donde el Debe aumenta algunas cuentas y disminuye otras, y de igual manera el Haber aumenta algunas cuentas y disminuye otras.

La ventaja de la contabilidad financiera por partida doble es que ayuda a mantener siempre equilibrada la contabilidad, siendo los activos igual al pasivo más el capital. Si una empresa registra sus cuentas contables de manera ordenada y precisa, tanto el Debe, como el Haber en el balance general siempre aparecerá cuadrado, el resultado final de ambos sumará lo mismo.

Otro factor importante de la contabilidad financiera es el principio devengo, uno de los principales principios contables, mediante el cual los ingresos y gastos se registran en los estados financieros cuando se producen, independientemente de cuándo entra o sale el efectivo, es decir, no importa cuando se cobra o se paga.

El principio de devengo nos asegura que cada cuenta contable refleje con exactitud la situación financiera de la empresa y que no exista una sobreestimación de los ingresos o beneficios.

Principios de contabilidad financiera

Para la contabilidad financiera se  han estandarizado unos principios para lograr los siguientes objetivos, sobre todo para cumplir un estándar internacional, algo imprescindible con la globalización que estamos viviendo en la actualidad, los principales son:

  • Objetividad: Los estados financieros deben estar libres de defectos, errores o cuentas manipuladas para ofrecer una imagen fiel de la empresa y los contables financieros deben seguir escrupulosamente el principio de objetividad.
  • Usabilidad: Los usuarios de los principales documentos financieros deberían poder depender de ellos, al proporcionar la situación financiera real y actual de la empresa, tienen el poder de tomar decisiones gracias estos documentos.
  • Materialidad: La omisión en los datos de los estados financieros inducirá a error a los responsables en la toma de decisiones financieras, por lo tanto, se deben registrar todos los datos importantes  de manera correcta y ordenada, y evitar las declaraciones incorrectas de los hechos.
  • Comparabilidad: Los estados financieros deben permitir a los usuarios comparar la actividad empresarial de las sociedades y los documentos deben seguir los estándares establecidos internacionalmente.

Normas de contabilidad financiera

La mayoría o todos los principios de contabilidad también se aplican a la contabilidad financiera.

Estos principios se tienen en cuenta en la preparación de estados financieros según los principios de contabilidad del Plan General Contable, que es donde se encuentra la normativa legal sobre la contabilidad financiera, aunque en otros países puede variar algo, la verdad que en la actualidad, siguen procedimientos muy similares.

¿Qué diferencia existe entre la contabilidad financiera, la contabilidad general y la contabilidad de costes?

La contabilidad principalmente se usa para conocer la situación financiera de la empresa en un periodo de tiempo determinado, igual que la contabilidad general, pero la principal diferencia es que la contabilidad financiera está destinada principalmente a gestores o inversores externos, que incluso pueden no estar en el mismo país de la actividad de la empresa, y la contabilidad general a directores o propietarios de un negocio.

Y la contabilidad de costes, es una contabilidad interna y opciones por parte de la sociedad, destinada a mejorar la gestión y producción de la actividad empresarial.

Deja un comentario